Aportes a la campaña 2011 en el área educativa.
ESCUELA PÚBLICA PARA LA  LAICIDAD, LA JUSTICIA SOCIAL Y LA MOVILIDAD SOCIAL ASCENDENTE. MARCO CONCEPTUAL: El estado abandónico de los noventa y sus escribas dejaron como herencia en la educación argentina una saga de confusiones que deben ser develadas. La escuela pública no es de gestión pública o de gestión privada. Es pública por un lado y privada por el otro. Esta confusión no es casual. La escuela, mucho menos la pública, no debe ser el ámbito en el  que se practique la equidad. DEBE SER EL ESPACIO DEL ESTADO QUE CONSTRUYA JUSTICIA SOCIAL QUE GARANTICE MOVILIDAD SOCIAL ASCENDENTE. Como bien señala el anteproyecto de propuesta de política educativa que debatirá la Honorable Convención Nacional, “La escuela debe dejar se ser un lugar para “estar” y convertirse en un lugar para “ser” tanto en lo individual como lo social.” Afirmamos esto porque bajo la supremacía de la “equidad” se construyeron en los noventa las respuestas focales a los problemas generales, se consolidó el reclamo fragmentado por sobre las problemáticas generales y, perversamente, se legalizó la fragmentación social y educativa que aquellos nefastos años consolidaron.  La equidad es una palabra tramposa en lo filosófico y en lo político. En lo filosófico porque al afirmar que “hay que dar a cada uno lo que le corresponde según su lugar” se oculta detrás de ella medidas que “consolidan” el lugar de cada uno en la sociedad. En lo político, porque desde la Iglesia hasta los organismos internacionales de crédito la reivindican como la meta de sus medidas: todas ellas solo han consolidado la marginalidad y la movilidad social descendente y por lo tanto, un modelo de manipulación política de la voluntad popular. En ese contexto, la extensión de la “obligatoriedad” recientemente sancionada debe entenderse como la “oportunidad” para  que miles de jóvenes valoren la importancia del saber como instrumento de realización de la vida de cada uno de ellos en este tiempo histórico que les ha tocado vivir. Esa “obligatoriedad de la escuela común” obliga a todos pero doblemente al Estado Nacional y Provincial que deberán concretar acciones en otros campos de la realidad para que efectivamente se cumpla. Para decirlo con otras palabras nadie puede sostener seriamente que los chicos no van a la escuela por que ésta sea exigente y elitista. Si los chicos están fuera del sistema de educación formal es por el enorme deterioro de la situación económica de sus familias. Sostenemos, claramente, que la deserción, el ausentismo, la repitencia y la sobre-edad no son fenómenos vinculados, esencialmente, a la lógica escolar sino que son el producto de las consecuencias sociales de un sistema económico injusto. Hoy, más que nunca, la desigualdad económica y social es la variable independiente de la desigualdad educativa. La desigualdad educativa tiene, entonces, dos vertientes o expresiones, por un lado la imposibilidad-material y concreta- de miles de niños y jóvenes de asistir a la escuela quedando, de esta manera no solo fuera de la escuela, sino también fuera del mercado laboral y-por consiguiente- de la sociedad misma, y por el otro, la estratificación escolar que ordena las escuela sobre la base de diversos niveles educativos, de esta manera las escuelas situadas en las barriadas populares de nuestra provincia, los alumnos- en caso de acceder a las mismas- reciben escasos conocimientos y saberes en relación con otras escuelas ubicadas, en la mayoría de los casos en los centros urbanos. Afirmamos, además que la estratificación escolar afecta tanto a las escuelas estatales como privadas. Por tanto las escuelas públicas en los barrios más pobres terminan reproduciendo las lógicas de la pobreza y la marginalidad. Desde el radicalismo rechazamos la idea de una escuela pública “para pobres”, una escuela clasista, de baja intensidad educativa, concebida más para la contención de los jóvenes que para el desarrollo de sus potencialidades intelectuales, artísticas y afectivas. Esa voluntad ausente, esa falta de determinación política, asumiendo el costo necesario para revertir la situación, es un ejemplo más de la direccionalidad que el gobierno actual pretende. Nada es casual o improvisado. Las “ausencias” son tendenciosas, drásticamente pensadas, para acorralar al ser entre la miseria y la ignorancia, abandonando día a día la calidad de vida que pareciera irrecuperable. Nuestro proyecto educativo es de largo plazo y busca recuperar la especificad de la escuela, que consolida aquellos conocimientos y saberes que resultan necesarios para la integración social, para la formación de ciudadanos autónomos y críticos y para el acceso y permanencia en el mundo laboral que les permitan a los egresados del sistema educativo alcanzar niveles de bienestar social, cultural, económico y espiritual compatibles con los parámetros deseados para la sociedad argentina. El alumno volverá a ser –porque así debe ser-  el alfa y omega del sistema educativo bonaerense y esto significa que el resto de las variables componentes del sistema educativo se subordinarán a este objetivo fundamental. La escuela pública bonaerense ha perdido esa función específica, propedéutica, que es: enseñar. Enseñar conocimientos y saberes. Nuestra prioridad será, entonces, recuperar la capacidad educadora de la escuela. Para ello resultará fundamental la acción de los docentes y el apoyo de los padres. En este sentido, desde el gobierno provincial, se desarrollarán acciones que renueven y consoliden el prestigio-casi perdido- de la labor docente. Sin duda la cuestión salarial, las condiciones objetivas de trabajo y el acceso a una digna jubilación son pilares básicos de una óptima relación, paro también consideramos como muy positiva la revalorización del papel del educador. Por todo eso, la doctrina del Radicalismo en materia educativa es la de la escuela pública, laica, gratuita, que asegure la igualdad de posibilidades (la justicia social) y la igualdad de oportunidades (la movilidad social ascendente) y requiere de otras políticas públicas simultáneas hoy ausentes o, algunas, en pañales y mezcladas con el clientelismo. TRES ACLARACIONES PREVIAS La experiencia del sistema educativo provincial está marcada por tres constantes de los últimos largos veinte años de justicialismo gobernante, en sus diferentes variantes:
  1. ha perdido de vista su razón de ser, lo que antes se denominaba su función propedéutica: NO GARANTIZA EL APRENDIZAJE DE SABERES ENTENDIDO COMO LA  APREHENSIÓN  DE LOS MISMOS.
  2. ha producido en su estructura académica y en sus contenidos curriculares sucesivas marchas y contramarchas, todas ellas modificaciones sin consenso,
  3. ha practicado y practica una receta facilista: dice adoptar soluciones –parciales todas ellas- y barre debajo de la alfombra los problemas.
    LOS PROBLEMAS Y LAS SOLUCIONES Estos problemas que se han venido acumulando debajo de la alfombra requieren de diagnósticos y soluciones acordes con ellos. Pero además necesitan:
  1. 1.       EN TANTO SON SIMULTÁNEOS, DE SOLUCIONES SIMULTANEAS
  2. EN TANTO SON GLOBALES, DE POLITICAS DE ESTADO ELABORADAS POR CONSENSO, CON LOS SECTORES INVOLUCRADOS Y QUE, ADEMÁS Y NECESARIAMENTE, FIJE METAS Y PLAZOS QUE EXCEDAN LAS GESTIONES GUBERNATIVAS CIRCUNSTANCIALES.
  LOS PROBLEMAS A RESOLVER Esta enumeración solo refleja las prioridades y requiere del tratamiento de otros que son paralelos o subyacen en algunos o en todos los que se señalan a continuación:
  1. LA FORMACION DOCENTE DE GRADO
  2. EL NIVEL SECUNDARIO
  3. EL APRENDIZAJE EN LA PRIMARIA
  4. LA ESCOLARIZACION TEMPRANA  Y  EL NIVEL INICIAL.
  5. LAS MODALIDADES
  6. LA CARRERA DOCENTE
  7. EDUCACIÓN TERCIARIA TECNICA
  8. EDUCACIÓN MUNICIPAL
  9. LA SUPERVISIÓN
  10. LA INFRAESTRUCTURA ESCOLAR
  11. LA CUESTION PRESUPUESTARIA.
  12. EL PAPEL DE LOS CONSEJOS ESCOLARES de cada Distrito.
      LAS PROPUESTAS 1.- LA FORMACION DOCENTE DE GRADO Y LA CAPACITACION Los institutos de formación docente están fallando en ofrecer a sus alumnos la calidad educativa que el sistema requiere. Esto significa que hay que revisar el nivel terciario, y recurrir a convenios con las Universidades para encontrar un camino de excelencia. Los problemas no se terminan ahí. Hay quienes ingresan al sistema sin haber terminado su nivel, hay profesionales y técnicos sin título docente, hay docentes acostumbrados a estrategias desactualizadas y en cada institución hay contradicciones en la práctica. Y dado el crecimiento cuantitativo del sistema, es ilusorio pensar que eso pueda cambiar en el mediano plazo. Por eso la capacitación debe ser permanente y en servicio. Las posibilidades y facilidades que se otorguen para mejorar la preparación del docente deben planificarse seriamente, abarcando todos los recursos: la relación con la Nación y las demás provincias a través del Consejo Federal de Educación, la Universidad, los institutos terciarios, las acciones propias de la DGCyE, los CIE, y las mismas instituciones educativas. A los docentes se les puede pedir esfuerzos que abarquen tiempo libre, incluyendo sábados y períodos de receso sin involucrar vacaciones. En el caso de los docentes que no tienen capacitación docente, el de su tiempo libre debe ser condición para mantener el cargo y la capacitación debe tener un plazo. También puede otorgarse puntaje y hasta mejoras salariales por título. Además, para favorecer la adaptación al medio, limar las diferencias internas, intercambiar experiencias en un ambiente de solidaridad, deben impulsarse y aprovecharse las jornadas de perfeccionamiento y capacitación en las escuelas y otros espacios institucionales. La DGCyE debe organizar un sistema de perfeccionamiento de la actividad docente, que en forma sistemática baje a todas las escuelas con formadores para colaborar con los esfuerzos de diagnóstico, planificación, selección y aplicación de diversas estrategias con los docentes, y de acompañamiento y supervisión con los directivos. Puede hacerlo con asesoramiento universitario y trabajando en conjunto con los institutos superiores. Se debe también revisar la función que hasta la fecha ha venido cumpliendo la Universidad Pedagógica Provincial. Esa mirada académica de lo pedagógico que baja desde las Universidades, los Institutos Superiores y la DGCyE, debe retroalimentarse necesariamente con las experiencias áulicas e institucionales que pueden aportar los docentes y directivos, que por ejercer la práctica, conocen y comparten la realidad y los intereses de sus alumnos y la sociedad. Sin ese ida y vuelta, la escuela democrática es una expresión de deseos y la inclusión social una utopía inalcanzable. Efectivamente, el deterioro en los niveles de exigencia profesional en los institutos de formación docente, constituye una de los aspectos más graves e irresueltos de todo el sistema educativo bonaerense, aunque esta situación aparezca oculta para la gran mayoría de los ciudadanos. Seremos inflexibles a la hora de exigir nivel educativo. La máxima exigencia académica y profesional serán objetivos irrenunciables de nuestra propuesta de gobierno. El desprestigio académico y formativo de los Institutos provinciales de Formación docente nos obliga a realizar esfuerzos- por que no decirlo- desesperados para evitar su desmantelación definitiva. Los intentos por trasladar esta función a las universidades nacionales en un debate abierto. Si no logramos mejorar, sustancialmente, el nivel académico de los egresados, el futuro de la escuela pública peligra. Por tanto, consideramos que recuperar la plena función de los Institutos provinciales de Formación Docente, es el objetivo estratégico para este nivel. Para ello implementaremos instancias de evaluación estrictas y del más alto nivel de exigencia . En este nivel la capacitación y actualización profesional serán requerimientos exigibles para la titularización y permanencia en los cargos. Su revisión es urgente y debe partir de las siguientes premisas:
  1. reconocer como dato insoslayable que se ha producido un deterioro cultural y propedéutico en las cohortes que vienen ingresando en los últimos años. Los efectos de la primarización de la adolescencia generados por el llamado tercer ciclo explican parcialmente esta cuestión.
  2. recuperar los saberes disciplinares en tanto sustento científico de validez no discutible de los conocimientos de los futuros docentes. Correlativamente la recuperación de las didácticas de cada una de ellas como instrumentos de intervención  áulica.
  3. reconocer los cambios producidos en los sujetos que aprenden/ aprehenden con esos futuros docentes, es decir tener en cuenta que el alumno ya no es el que  hoy se teoriza.
  4. generar una especialización en la formación docente para atender la “deuda interna” de los que no están escolarizados y no trabajan.
  2.- EL NIVEL SECUNDARIO Las decisiones anunciadas son insuficientes, en nuestra opinión se debe tener en cuenta que:
  1. EL SECUNDARIO TRADICIONAL Y SU RECUPERACION REQUIERE, ADEMÁS, LA CREACIÓN DE UNA NUEVA SECUNDARIA CON DESTINATARIOS ESPECÍFICOS: la población social en riesgo que tiene derecho a una organización escolar que parta de asumirlos tal como son.
  2. NO SE PUEDE SALDAR LA TENSIÓN ENTRE LA OBLIGATORIEDAD DEL NIVEL Y SU PRETENSIÓN UNIVERSALISTA CON NUEVAS FORMAS DE FACILISMO QUE RECICLAN Y TRASLADAN LAS PRACTICADAS EN LOS NOVENTA (RECUPERACIÓN DE SABERES/ MÁS PREVIAS)
  3. DEBE RECUPERARSE LAS DISCIPLINAS, PERO CENTRALMENTE LAS QUE ASEGURAN PENSAMIENTO CRÍTICO, NO RUTINIZACIÓN MENTAL O CORPORAL  Y TODAS ELLAS DEBEN SER SOMETIDAS AL RÉGIMEN DE ASIETENCIA, EVALUACIÓN Y PROMOCIÓN QUE SE ESTABLEZCA.
  4. Ampliar la carga horaria en lengua, matemática, ciencias duras y ciencias sociales, recuperando su especificidad científica, su objeto de estudio y su método científico.
  5. Formar seres humanos autónomos y críticos es un objetivo estratégico para este nivel de la educación pública bonaerense. Por tanto el diseño curricular contemplará la incorporación de todas aquellas disciplinas del conocimiento humano que logren este objetivo.
  6. Alentar el mérito y el esfuerzo personal, cualidades claves para enfretar el futuro. Para la recuperación de estándares de rutinización en las prácticas y la disciplina en el comportamiento serán acciones esperables y deseables  la asistencia a clase, el respeto de las pautas de convivencia, la puntualidad en el cumplimiento de todas las obligaciones escolares.
  7. Establecer pautas estrictas  para la promoción y aprobación de las disciplinas/materias que  responderán a criterios académicos establecidos previamente.
  8. Impulsar la adquisición de los conocimientos y saberes por parte de los alumnos necesarios para enfrentar el tránsito del Nivel Terciario Universitario y No Universitario. Por tanto se implementarán las acciones necesarias para que los jóvenes accedan a ese nivel de conocimientos y de formación.
  9. Implementar el plan 1×25. Cada sección de 25 alumnos.
  10.  Impulsar la concentración horaria de los docentes de este nivel en un parámetro deseable siempre y cuando no ponga en riesgo la diversidad científica y la pluralidad ideológica  y la inevitable revisión de la cuestión salarial y estatutaria
  11. CARGOS DIRECTIVOS CON DEDICACIÓN EXCLUSIVA CON RELEVO DE CARGA HORARIA, DE SER NECESARIO CONSIDERANDO JORNADA COMPLETA EXTENDIDA A TODOS LOS NIVELES Y MODALIDADES ATENDIENDO LAS PARTICULARIDADES DE CADA SITUACIÓN..
    3.- EL NIVEL PRIMARIO El mejoramiento de la calidad de los aprendizajes en este Nivel es de vital importancia. Razones de índole psicológica, psicopedagógicas y psicosociales dan cuenta que los procesos de incorporación de saberes que no se concretan o que se concretan deficientemente en estos estadios, no pueden recuperarse a futuro. Es por ello que consideramos importante:
  1. Asegurar la educación personalizada de cada alumno lo que significa mejores condiciones áulicas para el trabajo docente, que no solo pasan por las cuestiones edilicias o de material didáctico y mobiliario sino la relación 1 docente/ x alumnos.
  2. La implementación del Plan 1 por 20 (1×20). Esto es un docente por cada veinte alumnos. La superpoblación escolar en este nivel- más que en cualquier otro- tiene consecuencias directas e irrecuperables en la formación de los chicos.
  3. Reestablecer el inciso estatutario correspondiente en el cual se estipulaba el otorgamiento de desfavorabilidad de acuerdo a la población social escolar. El restablecimiento del mencionado inciso tiene por objetivo fundamental reconocer la estratificación escolar y propender al mejoramiento sustancial del nivel de enseñanza. Por tanto consideramos que los mejores docentes deben enseñar a aquellos niños que más lo necesitan.
  4. Tender a la paulatina extensión de la jornada escolar e incrementar la carga horaria en arte, música y plástica.
  5. Privilegiar la capacitación de los docentes frente a grado, atendiendo a los cambios de los sujetos que aprenden/ aprehenden.
  6. Ponderar la extensión de la modalidad Jornada Completa atendiendo a las necesidades de cada comunidad educativa y a sus particularidades.
  7. Cubrir  los cargos de POF ya instituidos: ninguna escuela sin secretario, ninguna escuela sin equipo de orientación, ninguna escuela sin biblioteca y bibliotecario…
  8. Flexibilizar los criterios de conformación de las cohortes por lo  se debe des-sacralizar la afirmación de que la diversidad asegura el aprendizaje. Para ello habrá que equilibrar los aspectos relacionados con las necesidades básicas insatisfechas de los alumnos con la igualdad real. La resignificación de las experiencias docentes y su adecuada contextualización asegurará que el mejor docente se ocupe del alumnote más necesita.
  9. CARGOS DIRECTIVOS CON DEDICACIÓN EXCLUSIVA, DE SER NECESARIO CONSIDERANDO JORNADA COMPLETA.
    4.-LA ESCOLARIZACIÓN TEMPRANA Y  EL NIVEL INICIAL De todos los niveles del sistema educativo provincial ha sido el de Inicial el menos afectado por las nefastas políticas educativas vigentes. En la provincia ha recuperado y resignificado la vieja práctica pedagógica de los “rincones” y facilita la activa participación de los alumnos en la selección y expresión de sus intereses, como intervenciones pedagógicas adecuadas para acercarlos al mundo de los saberes Sin embargo, resulta imperioso:
  1. generar una política de estado que asegure la efectiva la universalización del Nivel,  del mismo modo que en algún tiempo histórico lo fue el de la escolarización en Primaria.
  2. construir los edificios necesarios para cumplir no solo la meta de la obligatoriedad sino asegurar la escolarización a los tres años de edad, sin perjuicio de las nuevas reglas, a partir de una fecha claramente establecida.
  3. extender   lo que se ha dado en llamar la “escuela infantil” (sala de dos años) e impulsar la creación de Jardines Maternales públicos priorizando las zonas con mayor exclusión social.
  4. profundizar en la formación docente de grado (hoy de cuatro años a propuesta –entre otros- de la UCR) la cuestión de los nuevos sujetos que aprenden/ aprehenden.
  5. CARGOS DIRECTIVOS CON DEDICACIÓN EXCLUSIVA, DE SER NECESARIO CONSIDERANDO JORNADA COMPLETA.
    5.- LAS MODALIDADES.                      A.- ESCUELAS EN CONTEXTO DE ENCIERRO Esta modalidad educativa convierte a la escuela en la última oportunidad para sectores sociales fuertemente golpeados por las deterioradas condiciones de vida lleguen a paropiarse de herramientas que permitan su elevación personal y ética El colectivo social al que  va dirigido, presenta como característica la heterogeneidad, que es el aspecto dominante. Debe profundizarse el modelo pedagógico que trata de hacer ver al alumno que la construcción del conocimiento no es un proceso de afuera hacia adentro, por lo cual el sujeto se apropia  mecánicamente de los significados que  le ofrecen del exterior, sino que el elabora significados propios y también el camino especifico de su propia evolución. el alumno-interno, ingresa en un ámbito totalmente extraño a su idiosincracia habitual, lleva mucho tiempo para lograr un cambio de actitud, debe el sentir que es cuidado, que se lo prepara intelectualmente, para que cuando se cumplan los tiempos reglamentarios, de su condena, su vuelta a la vida civil lo encuentre preparado para afrontarla además, existe por parte de la escuela una firme intención de que ella sea un lugar donde se integra y trabaja la diversidad sociocultural, y también el ámbito adecuado para el diagnostico, prevención y atenci´nn de situaciones de vulneración de derechos. B.- LAS ESCUELAS ESPECIALES La educación especial, debe seguir siendo una RAMA de la educación, no una modalidad, porque necesariamente tiene que acreditar. Debe mantenerse en el paradigma pedagógico curricular, y seguirse con alumnos en sede y en integraciones. La educación especial seguirá atendiendo a las siguientes discapacidades:
  • Intelectual.
  • Motora (retos múltiples).
  • Trastorno de estructuración subjetiva.
  • Ciegos y disminuidos visuales.
  • Sordos e hipoacúsicos.
  • Trastornos de estructuración del lenguaje.
  Además, se persigue:
  1. Atender los alumnos con imposibilidad de concurrir a la escuela común como atención hospitalaria y domiciliaria.
  2. Articular con las escuelas en contextos de encierro.
  3. Atender a alumnos de 0 a 3 años en Atención Temprana del desarrollo Infantil, en los CeAT o como servicio agregado constituyendo el nivel maternal de la rama.
  4. Extender su atención desde el nivel inicial a la finalización del nivel pos primario (secundario, escuela de jóvenes, adolescentes y adultos, escuela integrada, formación de oficios).
  5. Los alumnos de la sede serán los que por la discapacidad que presentan no pueden aprender con el Diseño Curricular común., el que será base para los alumnos de la sede para acreditar por educación especial.
  6. Será obligatoria tanto la  orientación como la formación laboral para lograr la inserción laboral. Ambos aspectos, el aprendizaje de todas las áreas y la orientación laboral y la formación estarán articuladas en los distintos niveles y en cada nivel. Los alumnos egresarán con una acreditación técnica específica.
  7. En los casos en los que se pueda trabajar con integración en el nivel secundario para la formación laboral se realizará con un maestro integrador laboral.
  8. Los índices docente/alumnos por discapacidad y tipos de escuelas serán según la RM 3367.
C.- LA EDUCACION DE ADULTOS El derecho a la educación, es un derecho universal de todas las personas. Aunque hay consenso en que todos los adultos han de tener acceso a la educación, la realidad es que muchos grupos permanecen excluidos, como las personas de mayor edad, los inmigrantes, los pueblos originarios, los refugiados, las personas discapacitadas y los presos. Estos grupos deben tener acceso a programas educativos que apliquen una pedagogía centrada en el individuo, capaz de satisfacer sus necesidades y facilitar su plena participación en la sociedad. La educación de adultos desempeña un papel esencial y específico al proporcionar a mujeres y hombres, un medio que les permite actuar positivamente en un mundo que cambia constantemente, y a través de la enseñanza, reconocer los derechos y responsabilidades del adulto y de la comunidad. Objetivos:
  • Mejorar aspectos socio políticos de la educación y legislación escolar
  • Conocer científicamente el campo de la comunidad educativa.
  • Profundizar líneas de investigación acerca de las relaciones entre la problemática social y educativa.
  • Valorar la importancia de los estudios sociopolíticos como medio para comprender el nexo de la educación, la sociedad y la cultura actual.
  • Desarrollar habilidades para la consulta y utilización de normas legislativas vigentes.
    D.- LAS ESCUELAS RURALES y LAS ESCUELAS DE ISLA Se hace necesario dotar a la DGCE de un área transversal de articulación de las problemáticas propias de los Niveles y Modalidades del sistema que adquieren dimensiones particularísimas en la zonas rurales y de islas. Esa área transversal deberá:
  • Compatibilizar las particularidades de los Niveles involucrados, las respectivas infraestructuras institucionales y edilicias, las características territoriales del lugar y la región.
  • Adecuar las respuestas a esas particularidades.
  • Revisar los criterios de organización institucional y edilicio.
  • Reelaborar las pautas e instrumentos de intervención en la realidad a fin de facilitar la búsqueda de soluciones  que den respuestas desestructuradas y atiendan los cambios socio económicos y poblacionales.
  • Inventariar la infraestructura edilicia en desuso y reorientar su utilización.
  • Redefinir el concepto de la función propedéutica y socializadora de la escuela,  atendiendo a las experiencias de otras jurisdicciones provinciales y la normativa comparada.
  F.- LOS CENTROS EDUCATIVOS COMPLEMENTARIOS El proceso de reorientación que se ha concretado en la Rama de Psicología Social y Comunitaria ha dejado en un cono de indefinición y sombras el destino de los Centro educativos Complementarios. Basta con ver la ausencia de nuevas creaciones al mismo tiempo que las situaciones sociales de conflicto, la marginalidad y la injusticia social han crecido en la Provincia. Es por eso que es necesario:
  • Reconocer su importancia en la estructura sistémica educativa
  • Reafirmar su papel en la implementación de las necesarias acciones de integración, acompañamiento de los aprendizajes y construcción de la identidad de los alumnos que a elos concurren.
  • Reformular sus estrategias de intervención, sus condiciones de infraestructura, sus plantas orgánicas funcionales y los criterios de creación a la luz de las restitución de su papel fundamental en la lucha contra la discriminación social.
  • Profundizar su articulación con los Niveles Inicial y Primario.
  G.- LOS CENTROS DE EDUCACION FISICA Su extensión territorial y en muchos casos su infraestructura debe ser aprovechada con más intensidad para:
  • Impulsar campañas de prácticas deportivas con énfasis en la recreación más que en la competición.
  • Utilizar sus instalaciones a pleno, con particular referencias a las políticas municipales para la juventud y la tercera edad.
  • Propiciar la revisión de su organización interna para adecuarla a los nuevos requerimientos en la materia.
      6.- LA CARRERA DOCENTE   Si hay un tema que se ha venido barriendo debajo de la alfombra es el de la CARRERA DOCENTE, con el inevitable debate del Estatuto. Se lo ha barrido bajo la alfombra en los tiempos de implementación de la mal llamada “transformación educativa”; se lo ha seguido barriendo bajo la alfombra con el silencio de las organizaciones gremiales –crecientemente corporativizadas- ; se lo ha intentado barrer bajo la alfombra en nuestro propio Partido y dura batalla hemos dado para evitarlo. En este sentido, nos preguntamos:
  1. es posible con estas retribuciones salariales imaginar mejores aprendizajes?
  2. las cargas horarias / cargos máximos se pueden mantener tal como están? El Estatuto fue pensado en los tiempos que lo normal, por la retribución salarial de aquellos años, era detentar un solo cargo? Hoy estamos flexibilizados, con un salario hacia la baja desde los noventa y, según estudios de aquellos años, depreciados ya en un 70% en ese tiempo.
  3. todos los titulares podemos ser directivos? No, se deben implementar  capacitaciones obligatorias  previas a la participación de los concursos.
  4. Todos los directivos pueden ser supervisores? No, también para acceder a este inciso escalafonario deberá implementarse la cursada obligatoria previa.
  5. Lo que no se debe tocar: situación de revista y régimen de licencias.
  6. Las nuevas reglas: una vez acordadas  cuáles serán, asegurar los derechos adquiridos  y fijar plazos razonables para su efectiva aplicación.
  7.- EDUCACIÓN TERCIARIA TECNICA La Educación Terciaria Técnica  en la Provincia de Buenos Aires no es ajena a las problemáticas que aquejan a la educación en general. Se deben establecer criterios de formación y evaluación con altos niveles de exigencia, dando el ejemplo desde sus institutos, y partiendo de la formación de los futuros técnicos, profundizar su vinculación con los entornos locales y regionales y sus perfiles productivos. Para consolidar esta línea de razonamiento, creemos que resulta necesario motorizar acuerdos entre la escuela y la sociedad civil, avanzando hacia una forma moderna, participativa y democrática en la tarea de pensar la educación .Propuestas:   1. Partir de un diagnóstico exhaustivo de la realidad. Realizar un censo educativo y pedagógico.   2. Provocar el debate sobre los cambios que se requieren para lograr las bases de una reforma del nivel.   3. Diseñar una verdadera articulación entre el nivel terciario no universitario y las universidades nacionales.   4. Acompañar los esfuerzos del sistema educativo provincial, con acuerdos que apunten a mejorar la calidad educativa y la articulación entre niveles.     8.- EDUCACIÓN MUNICIPAL   Los establecimientos educativos municipales que funcionan en el territorio provincial son para el radicalismo escuelas públicas –fruto de decisiones  locales producidas en otros contextos históricos y desde concepciones que no se comparten- cuya supervisión y financiamiento en materia salarial deben estar a cargo del presupuesto provincial. Su pre-existencia es reconocida como un dato histórico pero no deben entenderse como renuncia a las responsabilidades que la Constitución Provincial le asigna al Estado Provincial en materia educativa. Por ello, se desalentará la creación de nuevas escuelas públicas municipales.       9.- LA SUPERVISION El sistema de supervisión de la Provincia está establecido en la ley de Educación 13688. Previo a ello el antiguo sistema, en el que los inspectores dependían de cada nivel o modalidad , ya había sido modificado en el sentido actual, por resolución  del Director General de Educación . Hoy los inspectores por niveles y modalidades o inspectores areales, docentes de carrera estatutaria que realizan la supervisión de los establecimientos, dependen de un único inspector distrital, elegido por la gestión de gobierno. A su vez todos los inspectores jefes distritales de una región educativa dependen de un inspector jefe regional (25 regiones), también elegidos por la gestión. Este sistema conforma una pirámide de jerárquicos que converge en un funcionario denominado Inspector General, que a su vez depende del Director Provincial de Gestión Educativa, quien a su vez depende de Subsecretario de Educación. Como se desprende de la descripción realizada, los inspectores areales no tienen relación directa con los organismos que tienen a su cargo las cuestiones específicas por nivel o modalidad (Direcciones Provinciales por niveles- Inicial, Primaria, Secundaria y Superior- y Direcciones de Modalidades- Artística, Educación Física, Especial, Psicología Social y Pedagogía Comunitaria- Adultos). El antiguo sistema fue cuestionado por generar compartimentos estancos entre los distintos niveles o modalidades a través de los cuales el alumno transitaba. ERA NECESARIO COORDINARLOS.  La solución propuesta sólo logró unificar la desesperación de todos los actores. En realidad el nuevo sistema de supervisión responde a una matriz de control centralizado, con inspectores jefes en cuya designación convergen la decisión política de la Dirección Provincial de Gestión Educativa y mayoritariamente, la del referente político local más importante del FPV( intendente, diputado, etc) lo que confunde fuertemente la función de supervisión con los intereses políticos locales En los distritos se generan espacios de decisión educativa (por ejemplo la UEGD: inspector, CE, representante del intendente, SAD, etc), que desconoce las funciones que la ley otorga a los Consejos Escolares, y que permite que el representante del intendente se constituya, en muchos casos, en el superior jerárquico del inspector. El control de gestión centralizado y la mezcla con los intereses políticos locales ha quitado autonomía a las decisiones de los inspectores areales, como así también ha subordinado a los jefes distritales y regionales.  Las dudas, los problemas, se desactivan (no se responden) localmente, se tapan; y si, por alguna razón, superan ese ámbito, comienzan una peregrinación administrativa, de dudoso destino que a medida que asciende se politiza en el mal sentido. En la DGE los problemas son encarados por asesores, en forma oral, o a través de mails de los cuales nadie se hace demasiado responsable. No existen canales de comunicación fluidos, sino que se depende de la buena voluntad y de la experiencia de quien toma ese tema. La realidad descripta redunda en forma muy negativa en los establecimientos. El resultado de la supervisión depende exclusivamente de las características personales del supervisor; si se juega o no a tomar una decisión. ¿Cómo solucionar esta grave situación? Pareciera ser necesaria una modificación legislativa. Sin embargo, la decisión política de un nuevo gobierno provincial puede desmantelar el centralismo impuesto, recuperar el papel  centralmente pedagógico de los inspectores areales, avanzar en separar la supervisión técnico administrativa escolar de la pedagógica y recuperar las diluidas facultades propias de los Consejos Escolares. Esto hasta tanto se abra  un necesario debate, ya que una nueva modificación de la legislación vigente no debería limitarse a  volver al viejo sistema  sin resolver el problema de los compartimentos estancos y el impacto que ha significado la creación de las  25 Regiones.   10.- ARQUITECTURA ESCOLAR: La arquitectura escolar debe acompañar a la educación. La escuela tiene que definir su nuevo desempeño dentro de la ley Nacional y de la ley Provincial de Educación y del actual contexto socio cultural para ver saber qué espacios requiere. Debe consensuarse una bajada congruente desde la política educativa al edificio escolar, teniendo en cuenta los diseños curriculares, las dinámicas de grupo, las distintas formas pedagógicas para todas las materias, las experiencias lúdicas, y los espacios sociales, los administrativos y los de servicios. El desafío es que el diseño del edificio escolar acompañe al proceso de enseñanza-aprendizaje y al crítico contexto social como verdaderos usuarios. A pesar de que hace décadas que se habla del laboratorio social, no se ven aulas donde puedan desarrollarse variedad de dinámicas de grupos. Seguramente, o la geometría del lugar no se lo permitió, o los docentes ni se lo permitieron pensar por el bajo nivel que tiene la educación pública. En definitiva, la escuela tiene que contar con  nuevos espacios para abordar la problemática socio-cultural del educando y de las políticas sociales en las que se la involucra, y debe hacerlo desde un lugar distinto del aula. Cuando el aula vuelva a ser el espacio para enseñar y aprender, el Estado no exhortará indirectamente al docente con tablas cualitativas, de cantidad de alumnos que no aprueban, para que deje su pedagogía y se transforme en un trabajador social. Entonces, ahí deben reformularse cuestiones salariales. Hay que salir de la idea de infraestructura escolar como “todo lo que está debajo de una estructura escolar”, para guiarse por un concepto de arquitectura y urbanismo escolar que tenga implicancias edilicias desde el equipamiento urbano según los usos del suelo y ordenamiento territorial, hasta el eslabonamiento en cuanto a la estética urbana, emplazamiento, programa de necesidades, conocimiento de los actores sociales, proceso de enseñanza-aprendizaje, mobiliario, estructura de instalaciones, etc… Si damos predominancia a la Arquitectura escolar estamos “mirando desde arriba” a la cuestión educativa –lo macro- donde deben conjugarse la forma, la función y el significado; es decir, lo mórfico, lo táctico y lo semántico. Si  seguimos dando  predominancia a la infraestructura escolar estamos “mirando desde abajo” a la cuestión: caños, instalaciones, mobiliario, pintura, puertas, ventanas, matafuegos, etc… Notamos que esto es lo que pasa habitualmente, pero el edificio escolar no sólo es la parte técnica de la infraestructura. La DGE debería tener una DIGAE que trabaje en conjunción con cada Consejo Escolar y  las oficinas de Arquitectura Escolar que de ellos dependan, dirigidas por profesionales. Estos, además, tendrían que tener comisiones abiertas dónde participen todos los actores sociales que hoy forman parte de las UEGD, y revalorar la tarea de las cooperadoras. La DGCE deberá dictar el  Código Rector de Arquitectura Escolar, que unifique y amplíe las normas vigentes y prescriba su aplicación atendiendo a las políticas educativas vigentes y a las particulares de las instituciones educativas y su entorno. Ese Código deberá tener en cuneta, entre otras los siguientes aspectos:
  • No cambiar la función para la cual fue diseñado un espacio. Crear espacios y no dividir los existentes porque se necesitan nuevos espacios.
  • Asegurar la intervención del distrito en el diseño y no sólo el nivel central provincial.
  • Darle importancia a los SUM y contemplar playones deportivos.
  • Definir bien qué tipos de materiales se pueden usar y qué no para las escuelas. No se debería permitir el uso de Durlock en tabiques divisorios.
  • No usar vidrios en ningún sector.
  • Regionalizar, no crear prototipos..
  • Tener en cuenta la historia de la escuela, ver escuela por escuela.
  • Aplicar reglamentos y normativas para el diseño de escuelas.
  • Incentivar y regular las acciones de los cooperadores desde el Inspector de Obra del Consejo Escolar.
  • Pensar en el mantenimiento de lo que se planifica y construye; por ejemplo, los ascensores.
  • Construir las escuelas  en planta baja para evitar costos de mantenimiento.
  • Tener en cuenta la seguridad. Hay escuelas que han quedado relegadas; tienen pozos, cableados, caños, cámaras de muchos años y sin seguridad.
  • Elaborar protocolos de actuación frente a contingencias siniestrales.
  • Legalizar la elaboración de los mapas de riesgo con marcos referenciales suministrados por la DGCE.
  • Deben preverse las instalaciones de modo de poder realizar cortes parciales de los servicios.
  • Repensar escaleras más allá de las barandas antideslizantes.
  • Concretar los trámites de las instituciones educativas construidas sobre terrenos donados con trámites inconclusos.
  • Incorporar a los proyectos edilicios los requerimientos de equipamientos que deben contemplar las necesidades pedagógicas del edificio escolar que se construya.
  11.- LA CUESTION PRESUPUESTARIA En esta materia, la jurisdicción provincial destina cerca del 35% de su presupuesto provincial a la DGCE.:
  1. El presupuesto es alto, pero no suficiente. Sólo llega al 3% del PBI provincial y debería trepar –así lo proponemos- al 6% según los parámetros de la UNESCO para un sistema educativo como el nuestro: 4.800.000 alumnos, 250.000 docentes y 17000 establecimientos educativos. Su rigidez impide imaginar inversiones planificadas y sostenidas en materia de infraestructura y equipamiento
  2. fijar metas de crecimiento presupuestario es inevitable para llevar adelante una política de estado seria: se debe saber con anticipación cuánto y para qué se destina la inversión.
  3. mejorar ingresos sistema impositivo provincial  y  recuperar la coparticipación federal perdida es condición indispensable. No sólo por lo que  la jurisdicción Nación adeuda sino por la injusticia de ser nuestra provincia  la que, en proporción a sus problemáticas socio- educativas- es de las que menos recibe en el actual esquema. Y no se trata de “sacarle” a otras provincias hermanas”. Se trata de romper el pseudo discurso federal de manejo unitario de los fondos del PEN.
  4. Fortalecer  el FONDO COMPENSADOR con más recursos, a cuyo fin debe impulsarse en la Legislatura la aprobación del proyecto de ley de este Foro  (P 33/2010-2011) sobre  la redefinición del destino de los recursos del llamado Fondo Sojero.
  5. Leyes 11612 y 13688: incumplidas hasta hace poco en cuanto al restablecimiento del impuesto a la herencia que, no casualmente, fuera eliminado de las baterías de las políticas fiscales del estado de bienestar por Martínez de Hoz, al igual que el impuesto a la actividad industrial destinado al hoy desaparecido CONET… Su restablecimiento no significa que esté operativo y habrá que seguir de cerca la evaluación de este tema. Tal como se ha puesto en vigencia generará fuertes conflictos con los sectores de pequeños y medianos propietarios del campo y la ciudad, atento su elevada voracidad fiscal.
  12.- LOS CONSEJOS ESCOLARES: Sin perjuicio de debatir la “condición de órganos desconcetrados de la administración” que les fija la Constitución provincial vigente y que requeriría de una reforma de su texto, es menester tener presente – más allá de los problemas de coyuntura- los siguientes aspectos: 1. su relación con el sistema educativo las limitaciones impuestas a sus funciones, que impiden su intervención frente al “aparato verticalizado de la supervisión” fuertemente consolidado en los últimos años de gestión. 2. la paupérrima inversión en materia de infraestructura, equipamiento  y personal de los Consejos escolares  al mismo tiempo que se aumentaron fuertemente sus funciones operativas y su capacidad de intervención económico-financiera en los distritos. 3. el mantenimiento de circuitos de toma de decisión en materia de infraestructura, que consolidan el poder de la administración central y facilitan el “escurrimiento de dinero público” de diferentes modos (costos, centralización de las adjudicaciones de obra, demoras en los pagos, etc.). 4. la eliminación, vía comunicado del Banco Central de la República  Argentina, de la escasa capacidad de financiamiento propio de los Consejos al eliminarse la percepción de intereses sobre sus cuentas bancarias. Medida, que por cierto, también afecta a los Municipios y sus cuentas. CONDICIONES PARA EJECUTAR LAS PROPUESTAS Para su concreción deberán reunirse  tres condiciones previas:
  1. COMPROMISO SOCIAL Y POLÍTICO EXPRESADO EN REGLAS Y MECANISMOS  A CUMPLIR POR NO MENOS DE TRES PERÍODOS GUBERNATIVOS, SUSCRITO ENTRE LOS SECTORES SOCIALES INVOLUCRADOS CON PARTICIPACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y RATIFICACIÓN LEGISLATIVA.
  2. COMPROMISO PRESUPUESTARIO CONSIGUIENTE, PÚBLICO, GRADUAL Y DE CRECIMIENTO PAUTADO PARA LLEGAR A LA META DEL 6% DEL PBI PROVINCIAL.
  3. SEGURIDADES JURÍDICAS Y POLÍTICAS A ALUMNOS, DOCENTES Y DEMÁS SECTORES INVOLUCRADOS YA QUE LAS POLÍTICAS IMPROVISADAS, QUE SOLO HAN CONTRIBUIDO A QUE LA SENSACIÓN DE INSEGURIDAD Y UNA ESCUELA SIN CERTEZAS, QUE SOLO TRASMITE INSEGURIDAD SEA EL COMÚN DENOMINADOR  DE VEINTE AÑOS, DE CAMBIOS INCONSULTOS.
     
Comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la discusión?
contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>